La mitad de los comerciantes que no refrendaron licencia de funcionamiento con CANACO se han ido a la informalidad.

.